Collares bicicleta

En collares bicicleta es muy difícil escoger una pieza. Esa zona tan sensible que cuidamos al máximo cuando hacemos deporte al aire libre, como lo es el cuello. Y es que  al escoger uno de ellos nos imaginamos llevándolo puesto y por supuesto querremos lucir aquello tan preciado que tanto nos hace sentir. ¿No os parece?

Encima de la bici vives situaciones de lo más diferentes a cada cual. Soy capaz de experimentar sentimientos de rabia e ira, por ese conductor que no deja la distancia reglamentaria, pero también bienestar, por liberar adrenalina, endorfinas y el placer de haber conocido a alguien que tiene la misma pasión que nosotros por la bicicleta.
Hacer collares bicicleta no es fácil. Voy cuesta arriba cuando pienso y creo un collar que pueda despertar emociones a los amantes de las dos ruedas y al mismo tiempo quiero hacerlo huyendo de lo convencional.

Simples colgantes con la forma de la bici.

En mis joyas de ciclismo busco alguna cosa más detrás de ellas. Un eslabón y su significado. Un grano de café que para much@s no significa nada y para otr@s en cambio, es su gasolina, no solo para pedalear, si no para socializar. Porque no nos olvidemos amig@s, que el ser humano es social, y el ciclismo también. Buscamos mantenernos en forma pero también nos gusta acercarnos a los demás para compartir sensaciones vividas tanto con nuestra bici como sin ella.