Nuevos propósitos año 2021

propositos 2021

¿Eres de los que al finalizar el año arrancan la última hoja del calendario con nostalgia o te identificas más con los que deslizan el año a golpe de tecla? Tanto si eres de los unos como de los otros, es muy probable que hayas realizado algún propósito de año nuevo: una ocasión que nos sirve a muchos como excusa para mejorar y crecer como personas o incluso para algunos, empezar de cero.

¿Sabes que la mayoría de gente coincide con sus propósitos?

En primer lugar, está el de pasar más tiempo con la familia y los amigos. Además de este, lo siguen los relacionados con la salud (comer mejor y/o perder peso, dejar de fumar, ponerse en forma, dejar de beber…), los financieros (ganar más dinero, ahorrar, saldar deudas…) y finalmente los de mejora personal (aprender algo nuevo, ayudar a los demás, ser más organizado…).

Además, a lo mejor te sorprende descubrir que no se trata de una tradición moderna. Desde la antigua Babilonia, hace cuatro mil años, en marzo se realizaba un festival que duraba once días y consistía en hacer promesas a los dioses para lograr su favor y sus bendiciones durante el siguiente año.En la época romana, tenemos referencias que en el año 153 a. C. se realizaban rituales en torno al culto del dios Jano, a quien debe su nombre el primer mes del año. Este dios se representa con dos caras: una de ellas mira hacia atrás (el pasado) y la otra mira hacia adelante (el futuro). No fue hasta el año 1582 que el Papa Gregorio XIII marcó el 1 de enero como el inicio del año nuevo; y, como sabemos, la costumbre se ha extendido hasta nuestros días.

Divisando los objetivos

Sin embargo, los nuevos inicios pueden darse de forma no oficialmente” estructurada en otros momentos del año: esos instantes donde no resuenan los alegres estallidos de las botellas de champán al descorchar y que permanecen solo festejados en nuestro interior. Quizá han empezado como una pequeña chispa; quizá con un gran estruendo. Eso solo lo sabes tú. Igual que solo tú sabes las ganas y el esfuerzo que vas a dedicar para conseguir ese objetivo.

Pero… ¿y si este año tu objetivo es un cambio de vida radical? Podría ser que las circunstancias de tu alrededor te estén empujando a este cambio por algún motivo. A lo mejor alguna causa externa te esté obligando a explorar nuevos caminos y a salir de lo que llaman zona de confort. O al revés: sientes que ha llegado el momento de hacer un giro de 180 º.

En mi caso, lo que desató ese clic hacia el cambio fue una cadena de bici. Me hallaba en un lugar bastante remoto de los Pirineos, donde estaba realizando un trabajo por mi cuenta como mecánico de bicis. En ese instante, me encontré, en mis manos llenas de grasa y aceite, una cadena que empecé a desmontar en eslabones. Eso, a su vez, desató varios pensamientos sobre el valor de los artesanos y el significado de los eslabones (si te interesa saber más, puedes leer mi publicación Reflexiones sobre la cadena de bicicleta). En ese preciso instante, sentí que se marcaba un antes y un después en mi vida.

A partir de ese momento, y de ese sueño que podía convertirse en mi forma de vida, le siguieron años de aprendizaje y formación. Esas primeras piezas con materiales reciclados se convirtieron en piezas artesanales con metales preciosos que ya había aprendido a fusionar. En ese momento, nace el Marc orfebre”: ya era capaz de realizar mis propias piezas de metales fusionados, que giraban en torno al mundo del ciclismo y los deportes outdoor. Cuatro años después, en 2020, nace esta web, donde puedo conectar con los que aman la bici tanto como yo.

joyería tiny marco
joyería bicicleta tiny marco

 

Entonces… ¿cómo cumplir los própositos de año nuevo?

Los expertos subrayan la importancia de fijarnos objetivos en nuestro día a día para mejorar nuestro bienestar emocional y desarrollo personal. Estos elementos incluso pueden beneficiarnos en otros aspectos de nuestra vida y optimizar nuestra salud mental y física. Si eres deportista, ya sabes de lo que te hablo. Esos mismos expertos concretan que es necesario seguir unos puntos concretos para llegar al éxito: encontrar desafíos realistas, plasmar en papel exactamente lo que te propones, compartirlo, tener paciencia y evaluar diariamente tus logros. ¡Y no te olvides de felicitarte por ellos!

Y añadiría otro punto: la voluntad. Al final, tú y yo sabemos que las ganas y la constancia, así como el trabajo diario y bien organizado, necesitan esa pizca de magia para lograr que el mecanismo funcione bien engrasado. Esas mariposas en el estómago que nos mueven a ir hacia adelante con nuestros propósitos, y que son las ganas que nutren el cuerpo para conseguir el reto cuando las fuerzas flaquean.

Este año nuevo también se presenta lleno de nuevos proyectos. Actualmente estoy trabajando con nuevos materiales que me motivan, y espero poder compartir muy pronto los resultados contigo. Nuevos objetivos y nuevos inicios. Rutas por descubrir con las ganas de seguir pedaleando hacia adelante para disfrutar del viaje y de los hallazgos que este nos pueda brindar.

Si me acompañas en este proyecto, verás de qué se trata… ¿te vienes conmigo?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *